Conoce la importancia de la limpieza de la lengua

Todos parecemos saber cuán primordial es asear nuestros dientes, pero no hacemos mucho caso cuando se trata de la limpieza de la lengua. Ya sea porque no masticamos con ella y la comida no se deposita en su superficie o porque cuando nos cepillamos nos olvidamos de que existe, la lengua es la última en ser tomada en cuenta. No obstante, esto es un gran error, pues esta parte primordial de nuestro cuerpo puede llegar a acumular numerosas bacterias que perjudican la salud de toda la boca.

¿Qué sucede cuándo no limpiamos la lengua?

Las bacterias se acumulan en la superficie, estos pequeños microorganismos que no son visibles a la vista proliferan en la lengua causado mal aliento. Cuando se agrava la situación suelen aparecer manchas blancas y el color rosa normal pasa a un tono blanquecino. Además del mal olor en la boca, los dientes también pueden verse afectados por la suciedad desarrollando caries y en una etapa más compleja se presentan los problemas gástricos.

Cómo limpiar tu lengua

Lo más importante es que luego de cada limpieza dental con hilo y enjuague dediques un par de minutos a limpiar la lengua. Así, te asegurarás que eliminas todas las impurezas y dejas tu cavidad bucal completamente limpia. En el mercado hay algunas herramientas que puedes comprar. Te mencionamos algunas

Limpiador lingual: está hecho especialmente para limpiar la lengua y sirve para no dejar ningún rastro de bacterias. Higieniza cada parte sin dejar rastro de suciedad. Tiene un orifico que se adapta a la superficie y forma de la lengua.

Dorso del cepillo: algunos cepillos ya vienen con un limpia lenguas en la parte posterior, es una superficie rugosa que sirve para raspar y eliminar el sucio. También sirve para limpiar la mucosa interna de la boca.

Irrigador: es una especie de disparador de agua que generalmente se usa para eliminar restos de comida entre los dientes. Sin embargo, sirve para hacer el doble trabajo de asear la lengua apropiadamente.

Enjuague: el enjuague puede servirte para llegar a la parte posterior de la boca que no podrías alcanzar con los cepillos a riesgo de producirte arcadas.

Cepillo tradicional: el cepillo normal de dientes también puede servirte, pero debes cuidar de no utilizarlo con rudeza, pues puedes lastimar la lengua. Recuerda que está hecho para los dientes.

Recuerda siempre que visitar al odontólogo al menos dos veces al año por una limpieza profesional te ayuda a prevenir enfermedades bucales. Mantén una dentadura saludable con la ayuda de algunos de nuestros odontólogos, ve a nuestra sección de contacto.

2018-11-22T18:58:05+00:00 noviembre 22nd, 2018|Otros|